Carrito
No hay productos.

Tratamiento contable de las existencias  - Valoración de las salidas, FIFO, LIFO y PMP

5.- Métodos de valoración de las salidas de existencias

Las salidas de los distintos subgrupos de las existencias se cuantifica por el valor histórico (precio de coste). Si los precios de adquisición o coste de las existencias no tuvieran ninguna variación, su valoración se limitara a multiplicar el número de unidades existentes por su precio unitario. Pero no es así en la realidad económica. Los precios de los productos que entran en el almacén son diferentes y no siempre resulta fácil identificar cuál es el producto que sale hacia una nueva fase de producción o, definitivamente, es vendido.

En el caso de las existencias comerciales cabe diferenciar dos posibilidades entorno a la salida de productos del almacén:

  • Que sea posible identificar el coste particular del producto, como sucede en algunas empresas que se dedican a la venta de productos diferentes o muy seleccionados, tanto en número como en calidad. El coste del producto vendido estará detectado aisladamente y tan sólo hay que descontar su valor correspondiente (el que previamente estaba registrado en existencias). Por tanto, valor de entrada y de salida es único e idéntico para cada producto en particular porque es perfectamente conocido e identificado el coste del mismo.
  • Que no sea posible identificar el coste concreto del producto, como es habitual en la mayoría de las empresas. Esta situación se presenta cuando los productos son físicamente iguales, comprados a distintos precios, y con movilidad de entradas y salidas. Sin un estricto control físico, que por otra parte podría suponer un coste que haría inviable su implantación, difícilmente puede saberse sí los productos vendidos son los primeros que se compraron, los últimos o los intermedios.

En este último caso, tiene que recurrirse a la aplicación de un método arbitrario de valoración de las salidas, que, en última instancia, determina el valor de las existencias. Su elección depende de la conveniencia para la gestión y deberá seguir "el principio de uniformidad", es decir, adoptado un criterio de valoración, deberá mantenerse en el tiempo, salvo que existan razones extraordinarias que aconsejen su alteración. Son tres los métodos principalmente aceptados en valoración:

  1. FIFO (fírst in,first out). Considera que la primera existencia que entra es la primera que sale. El coste de la venta, por tanto, será el más antiguo de los precios de adquisición existentes. Este método de primera entrada, primera salida, abreviado PEPS, supone que las existencias inventariadas coinciden con las últimas entradas. En entornos inflacionistas valora a un mayor coste las existencias al considerar las últimas que son las más caras. Por ello incrementa más el resultado de la empresa que otros métodos como el anterior.
  2. Precio Medio Ponderado (PMP). El valor de coste de la venta es la media ponderada de los distintos precios de entrada en función del volumen de unidades adquiridas a cada uno de los precios.

Ejemplo de los métodos de valoración

Fecha Unidades Valor
Existencias iniciales 1-1 400 4.800
Compra 12-3 800 11.200
Venta 10-5 600
Compra 20-8 600 9.000
Venta 27-12 900
Existencias finales 31-12

a) Por el método FIFO:

Precios 12 14 15
Existencias iniciales 400
Compra 800
Venta (400) (200)
Compra 600
Venta (600) (300)
Existencias finales 300

Conformes a este método el valor de las existencias finales es: (300 x 15) = 4.500.

b) Por el método Precio Medio Ponderado se puede realizar de dos maneras, al final del ejercicio y antes de cada salida. Lo haremos por este último método al ser el más usado.

Operación Entrada Salida Existencias
Uds. Precio Total Uds. Precio Total Uds. Precio Total
Existencias iniciales 400 12 4.800 400 12 4.800
Compra 800 14 11.200 1.200 13.33* 16.000
Venta 600 13.33 8.000 600 13.33 8.000
Compra 600 15 9.000 1.200 14.17* 17.000
Venta 900 14.17 12.750 300 14.17 4.250

*Para hallar el precio medio ponderado:
[(400 x 12) + (800 x 14)] / (400+800) = 13,33
[(600 x 13,33)+(600 x 15)] / (600+600) = 14,17

Utilizando el procedimiento de valoración del Precio Medio Ponderado nos encontramos con que el valor de las existencias finales es de 4.250.

La importancia de valorar el coste de la mercancía vendida viene dada porque el resultado del ejercicio es la diferencia entre las ventas y el coste de esas ventas, y no por la diferencia entre compras y ventas.

Coste de ventas = Compras + Existencias iniciales - Existencias finales.

Así el resultado de las ventas es:

Resultado = Ventas - Compras - Existencias iniciales + Existencias finales.

El montante de las existencias finales forma parte del resultado del ejercicio y la elección de un método u otro de valorar alterará el resultado y el balance de la empresa (sin que se haya alterado la cantidad de unidades vendidas, ni los precios de compra, ni los de venta).

Resumiendo los tres métodos quedan:

Método Coste de ventas Existencias finales
FIFO 20.500 4.500
PMP 20.750 4.250

Así el método FIFO lleva a un mayor resultado y a un mayor valor del activo en caso de una economía con inflación al valorar el almacén a los precios más recientes.

Ahora bien, en el caso de la elección del criterio FIFO, si hay una tendencia alcista clara en los precios pues ese mayor beneficio sirve de base para el reparto de dividendos y se corre el riesgo de descapitalizar la empresa, ya que con los ingresos por ventas no se podrían reponer las mercancías vendidas.

Ejemplo

Supongamos que en el ejemplo anterior se han realizado las ventas a 20. Esto supone un ingreso por ventas de (1.500 x 20) = 30.000. El coste de las ventas en el FIFO era 20.500, esto supone un beneficio derivado de las ventas de 9.500. Esto significa si la empresa empezó con el siguiente balance y terminó con este otro:

Activo Pasivo Activo Pasivo
Existencias 4.800 Capital 4.800 Existencias 4.500 Capital 4.800
Caja 9.800 Pérdidas y ganancias 9.500

Así si reparte el beneficio entre los accionistas quedan 300 € en la caja (Caja 9.800 - Pérdidas y ganancias 9.500), que al precio de 15 €/Ud. compra 20 unidades, que unidas a las 300 finales son 320 unidades, y no 400 como había al principio, la empresa ha perdido capital.

Esto se podría solventar teniendo un criterio de precio de reposición para calcular el coste de las ventas pero esto lo prohíbe el plan general de contabilidad.

Página Anterior  Ver índice  Página Siguiente Tratamiento contable de las existencias  - Valoración de las salidas, FIFO, LIFO y PMP
Publicidad
Envía tu CV o publica tus ofertas en empleo en administración de empresas
Herramientas y servicios para empresas y autónomos
Publicidad
Publica tus colaboraciones en el entorno Área de Pymes
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas

Apps:

Descargate gratis el cuadro de cuentas  para tu smartphone Calcula préstamos, leasing, depésitos y planes de pensiones con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play

Patrocinador: