Carrito
No hay productos.

Guía de las Normas Internacionales de Contabilidad -NIC- - Reconocimiento de ingresos ordinarios y gastos

  11.7 Reconocimiento de ingresos ordinarios y gastos
Página anterior Página inicial Página siguiente Imprimir Página

11.7 Reconocimiento de ingresos ordinarios y gastos

Cuando el resultado de un contrato de construcción pueda ser estimado con suficiente fiabilidad, los ingresos ordinarios y los costes asociados con el mismo deben ser reconocidos en resultados como tales, con referencia al estado de realización de la actividad producida por el contrato en la fecha de cierre del balance.

Toda pérdida esperada en el contrato de construcción debe ser reconocida como tal inmediatamente.

En el caso de contratos a precio fijo, el desenlace del contrato de construcción puede ser estimado con suficiente fiabilidad, siempre que se den las siguientes condiciones:

  • Puedan valorarse razonablemente los ingresos ordinarios totales del contrato
  • Es probable que la empresa obtenga los beneficios económicos derivados del contrato
  • Tanto los costes que faltan para la terminación del contrato como el grado de realización, a la fecha del balance, pueden ser valorados con suficiente fiabilidad
  • Los costes atribuibles al contrato pueden ser claramente identificados y valorados con suficiente fiabilidad, de manera que los costes reales del contrato pueden ser comparados con las estimaciones previas de los mismos

En el caso de un contrato de margen sobre el coste, el desenlace del contrato de construcción puede ser estimado con suficiente fiabilidad cuando se cumplen todas y cada una de las siguientes condiciones:

  • Es probable que la empresa obtenga los beneficios económicos derivados del contrato
  • Los costes atribuibles al contrato, sean o no específicamente reembolsables, pueden ser claramente identificados y valorados de forma fiable

El reconocimiento de ingresos ordinarios y costes con referencia al estado de realización del contrato es denominado método del porcentaje de realización. Este método permite comparar los ingresos ordinarios derivados del contrato con los costes del mismo incurridos en la consecución del estado de realización en que se encuentre, con lo que se revelará el importe de los ingresos ordinarios, de los gastos y de los resultados que pueden ser atribuidos a la parte del contrato ya ejecutado.

Según el método del porcentaje de realización, los ingresos ordinarios del contrato se reconocen como tales, en la cuenta de resultados, a lo largo de los ejercicios en los que se lleve a cabo la ejecución del contrato. Los costes del contrato se reconocerán como gastos del ejercicio en el que se ejecute el trabajo con el que están relacionados. Todo exceso esperado de los costes del contrato, sobre los ingresos ordinarios totales derivados del mismo, se reconocerá como un gasto llevándolo a resultados inmediatamente.

El contratista puede haber incurrido en costes que se relacionen con la actividad futura del contrato. Tales costes se registran como activos, siempre que sea probable que los mismos sean recuperables en el futuro.

Estos costes representan cantidades debidas por el cliente y son a menudo clasificados como obra en curso bajo el contrato.

El desenlace de un contrato de construcción podrá únicamente estimarse con fiabilidad si es probable que la empresa obtenga los beneficios económicos asociados con el mismo. La empresa, generalmente es capaz de hacer estimaciones fiables tras negociar un contrato en el que se establecen:

  • Los derechos de disposición de cada una de las partes contratantes sobre el activo a construir
  • La contrapartida a satisfacer
  • La forma y plazos de pago

Normalmente, también es necesario que la empresa tenga un sistema de presupuestación financiera y de información interna efectivos

El estado de realización de un contrato puede determinarse de muchas formas. La empresa suele utilizar el método que mida con mayor fiabilidad el trabajo ejecutado. Dependiendo de la naturaleza del contrato, los métodos pueden tener en cuenta:

  • La proporción de los costes del contrato incurridos en el trabajo ya realizado hasta la fecha, en relación con los costes totales estimados para el contrato
  • El examen del trabajo ejecutado
  • La proporción física del contrato total ejecutado ya

Los anticipos y los pagos recibidos del cliente no reflejan, necesariamente, la proporción del trabajo ejecutado hasta la fecha.

Cuando se determina el estado de realización del contrato por referencia a los costes incurridos hasta la fecha, sólo se incluyen los costes del contrato que reflejan el trabajo efectivamente ejecutado hasta dicho momento.

Cuando el desenlace de un contrato de construcción no pueda ser estimado con suficiente fiabilidad:

  • Los ingresos ordinarios deben ser reconocidos en la cuenta de resultados sólo en la medida en que sea probable recuperar los costes incurridos por causa del contrato
  • Los costes del contrato deben reconocerse como gastos del ejercicio en que se incurren

Cualquier pérdida esperada por causa del contrato de construcción debe ser reconocida inmediatamente como un gasto del ejercicio.

Los ingresos ordinarios del contrato serán reconocidos en la cuenta de resultados sólo en la proporción que supongan, sobre el total, los costes incurridos que se esperen recuperar. Cuando el desenlace final del contrato no se pueda estimar con suficiente fiabilidad, la empresa se abstendrá de reconocer beneficio alguno. No obstante, cualquier exceso de los costes totales sobre los ingresos ordinarios totales del contrato, se llevará inmediatamente a los resultados del ejercicio.

Los costes del contrato que no sean de probable recuperación se llevan a resultados del ejercicio inmediatamente. Algunos ejemplos de circunstancias en las que sea improbable dicha recuperación son:

  • No se puede forzar plenamente su cumplimiento, esto es, que su validez está seriamente cuestionada
  • La realización está sujeta al desenlace de una sentencia o un acto legislativo pendiente
  • Están implicados derechos de propiedad que serán probablemente anulados o expropiados
  • El cliente es incapaz de asumir sus obligaciones
  • El contratista es incapaz de cumplir el contrato, o las obligaciones que se derivan del mismo

Cuando desaparezcan las incertidumbres, que impedían estimar con suficiente fiabilidad el desenlace del contrato, los ingresos ordinarios y los gastos asociados con el contrato de construcción deben pasar a ser reconocidos en la cuenta de resultados.

Página anterior Página inicial Página siguiente Imprimir Página
Publicidad
Envía tu CV o publica tus ofertas en empleo en administración de empresas
Herramientas y servicios para empresas y autónomos
Publicidad
Publica tus colaboraciones en el entorno Área de Pymes
Comunicación de errores o erratas en los contenidos Errores y/o erratas

Apps:

Descargate gratis el cuadro de cuentas  para tu smartphone Calcula préstamos, leasing, depésitos y planes de pensiones con tu smartphone Disponible en App Store Disponible en Google Play

Patrocinador: