Anterior Artículos a fondo flecha Las permutas (II). Permutas no comerciales Siguiente
Las permutas (II). Permutas no comerciales
Introducción

Dentro de las permutas (definidas como aquellas operaciones en las que se intercambia un elemento de inmovilizado por otro o por una combinación de estos con activos monetarios), debemos distinguir, a la hora de contabilizarlas, entre comerciales y no comerciales.

Cuando la permuta no tenga carácter comercial, es decir, cuando no se den los requisitos mencionados en el anterior problema contable o, por decirlo de otra manera, no existan diferencias significativas entre los bienes intercambiados o no pueda determinarse de manera fiable el valor razonable de los elementos que intervienen en la operación, se procederá a registrar dicha operación de la siguiente manera:

  • El bien recibido se valorará por el valor contable del bien entregado más, en su caso, las contrapartidas monetarias que se hubieran entregado a cambio, con el límite, cuando esté disponible, del valor razonable del bien recibido si este fuera menor.
  • En cuanto al bien entregado, este se eliminará de la contabilidad dando de baja las cuentas relacionadas con el mismo.

Es importante tener en cuenta que en este tipo de permutas el Plan General Contable no permite el reconocimiento de beneficios aunque sí de pérdidas. Cuando el valor del bien recibido sea inferior al valor contable del bien entregado, se deberá reconocer una pérdida. En el caso contrario, dado que no puede registrarse beneficio alguno, el bien recibido se reconocerá por el valor neto contable del bien entregado.

Ejemplo
Solución

Autor: Centro de Estudios Financieros (CEF)
Imprimir Página Recomendar a un amigo
EJEMPLO

Una sociedad adquiere un edificio a cambio de otros dos de su propiedad. El motivo del intercambio radica en la concentración del total de las actividades de la sociedad en un único edificio, evitándose así los costes de desplazamiento entre los dos edificios.

El valor por el que figuran en contabilidad los dos edificios es de 320.000 euros y cuentan con una amortización acumulada de 80.000 euros. Contabiliza la operación teniendo en cuenta los siguientes valores de mercado del edificio recibido:

  1. 200.000 euros
  2. 250.000 euros.

Es fácil comprobar que estamos ante una permuta no comercial, dado que ambos elementos que se intercambian son de naturaleza similar.

SOLUCIÓN

1. En el primero de los casos, el bien recibido tiene un valor inferior al valor neto contable de los entregados y, por lo tanto, la operación se registrará de la siguiente forma reconociendo una pérdida:

Debe Haber
200.000 ( 211 ) Construcciones
80.000 ( 280 ) Amortización acumulada del inmovilizado material
40.000 ( 671 ) Pérdidas procedentes del inmovilizado material
a
( 211 ) Construcciones 320.000

2. En el segundo caso, no se reflejará ningún tipo de resultado dado que el valor del edificio recibido es superior al valor neto contable de los edificios entregados:

Debe Haber
240.000 ( 211 ) Construcciones
80.000 ( 280 ) Amortización acumulada del inmovilizado material
a
( 211) Construcciones 320.000

Imprimir Página Recomendar a un amigo
Carrito
No hay productos.
Software DELSOL
Software para tu empresa o negocio
Publicidad
Descargate gratis el cuadro de cuentas  para tu smartphone
Copyright 2005© NewPyme S.L. - Contactar con nosotros - 902 570 697 - Publicidad - Aviso Legal Aviso Legal